5° Domingo del Tiempo Ordinario, 10 de Febrero 2013

publicado a la‎(s)‎ 9 feb 2013 18:11 por Diseño Web Santa Ana Centro Chía   [ actualizado el 16 feb 2013 7:44 ]


[Ya salió el sol?]: [Los Judíos querían ver sólo lo que les convenía en Jesús…]. Un joven zarandeó a su compañero, despertándolo, y le dijo: "sal fuera y dime si ya amaneció y comprueba si ya salió el sol." El hombre salió y vio que todo estaba muy oscuro. Volvió al establo y explicó: "oye, está todo tan oscuro que no puedo ver si el sol ha salido". "¡cómo eres de tarado!-exclamó el compañero -¿Acaso no puedes encender la linterna para ver si ha salido?".

 [Perdidos en el bosque.][[Hacer caso o no a Jesús, que nos guía por el camino del bien…] En cierta ocasión, un joven entró en un bosque para cazar y se perdió. Pasó mucho tiempo buscando camino para salir de allí, hasta que se encontró con un anciano. El joven y el anciano se presentaron y el anciano le dijo que llevaba treinta y cinco años perdido en ese bosque. Al oír aquello, el joven comento: - “Entonces, Ud no sabe por dónde se sale” Y el anciano le respondió: - “Bueno, tal vez no sepa por donde se sale, pero si sé por donde no se sale… y eso te puede ahorrar treinta y cinco años de búsqueda." Jesús, es el camino…No obstante a muchos tal vez nos estorbe y buscamos senderos tortuosos.

 [El Sombrero][Queremos un Jesús a nuestro acomodo y que no nos exija nada, olvidando que sólo Jesús, es el único que nos conviene. Es el mejor diseñador de tu vida...].     Cuentan que cierta vez, en Paris, la esposa de un diplomático tenía que asistir a una importante recepción en el Palacio del Elíseo y se lamentaba de no tener un sombrero adecuado a su nuevo vestido. Acudió al mejor modista de Paris y la atendió una empleada, que le mostró los mejores sombreros del lujoso establecimiento. Pero ninguno encajaba con el gusto de la señora. A punto de marcharse, decepcionada, preguntó por el creador, artista de la boutique, quien, saliendo amablemente, se interesó por la calidad, el color y las características del vestido que la señora iba a lucir en la fiesta. Debidamente informado por la dama, desplegó un gran trozo de amplia cinta de seda. Hizo un hermoso lazo y lo sujetó, adaptándolo a la cabeza .


ĉ
Diseño Web Santa Ana Centro Chía,
16 feb 2013 7:42