Lecciones de Vida para Crecer en la Fe, 14° Domingo del Tiempo Ordinario, 7 de Julio 2019, Ciclo C

publicado a la‎(s)‎ 8 jul 2019 8:17 por Diseño Web Santa Ana Centro Chía   [ actualizado el 8 jul 2019 8:44 ]


Los obreros son pocos” y tantos perdiendo el tiempo: [Darle lo mejor a Dios]:

   Lo más extraño de los seres humanos es que:
  •  Tienen prisa por crecer, y después suspiran por la infancia perdida.
  • Pierden la salud para tener dinero y después gastan el dinero para tener salud.
  • Piensan tan ansiosamente en el futuro que descuidan el presente, y así, no viven ni el presente ni el futuro, y sí perdiendo el tiempo.
  • Viven como si no fueran a morir nunca, y mueren como si no hubiesen vivido.
    • Jóvenes: tienen todo el tiempo y la energía, pero no tienen dinero.
    • Adultos: tienen el dinero y la energía, pero no tienen tiempo.
    • Ancianos: Tienen el dinero y el tiempo, pero no tienen la energía.

Moraleja: Como en esta vida no se puede tenerlo todo al mismo tiempo, démosle a Dios nuestro tiempo y nuestra energía, y Él será nuestra verdadera felicidad. 

Misioneros en el Congo: [Id y haced discípulos…]

 

   Dos misioneros en el Congo, bautizaron a un nativo, que se llamaba Zombo. Lo sumergieron en el agua y lo bautizaron diciéndole: – De ahora en adelante tú no te llamarás Zombo, sino José. Y el buen Dios te manda que no comas más carne el día viernes, a lo sumo puedes comer solamente carne de pescado –.

 

   El viernes siguiente, al pasar ante la choza de José, los misioneros lo sorprendieron comiéndose una pierna de cordero, y antes que los misioneros le reprocharan, el nativo les dijo: –Padrecitos: yo no estoy cometiendo ningún pecado, pues antes de matar al cordero, lo metí en el agua y le dije: “De ahora en adelante, tú te llamarás pescado”. 

Las maletas [El exceso de equipaje no cuenta para el Reino de Dios]

   Un hábil vendedor se dirige hacia un señor que va a viajar. El vendedor tiene en sus manos dos maletas bien grandes y pesadas… las coloca en una silla cercana y le dice: - Mire señor, estoy vendiendo este reloj. El señor le responde: - No gracias, tengo reloj. – Lo que pasa es que este es un magnifico reloj, mire lo que hace, y el vendedor presiona un pequeño botón y sale una pequeña pieza musical. El señor le responde: - Gracias, pero tengo radio. 

   Pero eso no es todo, dice el vendedor y le pide su número telefónico, y presiona un pequeño botón y se encuentra llamando a su casa. El señor convencido le pregunta al vendedor: - ¿Y…Cuánto cuesta? - Eso es lo mejor, solo cuesta 50.000 pesos, dice el vendedor. - Está bien, yo se lo compro, responde el señor. – El vendedor lo felicita y le dice: es suyo, que le vaya bien, y el vendedor se va. En eso el comprador lo llama: Señor, Señor…- ¡Dejó sus maletas! Y el vendedor le responde: - ¡No Señor…Esas son las pilas!

Correo equivocado. [Ir ligeros de equipaje]

   Un matrimonio decide ir a pasar vacaciones en una playa del Caribe, en el mismo hotel donde pasaron la luna de miel 20 años atrás, pero debido a problemas de trabajo, la mujer no pudo viajar con su marido, quedando en que llegaría unos días después.

   Cuando el hombre llegó y se alojó en el hotel, vio con asombro que en la habitación había una computadora con conexión a Internet. Entonces decidió enviar un e-mail a su mujer, pero se equivocó en una letra y sin darse cuenta lo envió a otra dirección…El e-mail lo recibe por error una viuda que acababa de llegar del funeral de su marido, y que al leer su correo electrónico se desmayó instantáneamente.

   El hijo de la viuda al entrar en la habitación encontró a su mamá en el suelo sin conocimiento, a los pies de la computadora, en cuya pantalla se podía leer: Querida esposa: He llegado bien. Probablemente te sorprenda recibir noticias mías por esta vía, pero ahora tienen computadora aquí y puedes enviar mensajes a tus seres queridos. Acabo de llegar y he comprobado que todo está preparado para cuando llegues este próximo viernes. Tengo muchas ganas de verte y espero que tu viaje sea tan tranquilo y relajado como ha sido el mío.

 P.D.: No traigas mucha ropa, venga ligera de equipaje que ¡Aquí hace un calor infernal!

 Avión accidentado. [Misionero valiente] 

   Un avión cae en la selva y entre los pasajeros sobrevivientes hay incrédulos, y un misionero. Optan por quedarse dentro del avión, pero pasaron 3 días y se acabó la comida. Se reunieron todos los incrédulos dejando al misionero en un rincón, y le dijeron: -Por unanimidad te nombramos como representante para que vayas a conseguir alimento para todos. - ¿Yo? ¡Pero si sólo tengo este cuchillito! -Así es misionero, la cosa es que ni siquiera te podrás llevar el cuchillo pues tendrás que dejárnoslo ya que nosotros tenemos que cortar y preparar lo que vayas cazando.

   Sacan al pobre misionero del avión empujándolo y éste agarra un pedazo de madera y les deja la navaja. Se va por la selva. Pasan varias horas y no regresa. De repente se asoman todos por las ventanillas y ven al misionero corriendo como - Usaín Bolt -, perseguido por un enorme y feroz león. Todos están de acuerdo que, por más que no crean no lo pueden dejar morir, así que se ponen cerca de la puerta para abrirla en el último segundo. Viene, veloz, el misionero, se acerca al avión, los de adentro abren la puerta, el misionero se agacha y en ese mismo instante el León da un salto, cayendo dentro del avión. El misionero se levanta, cierra la puerta y les grita: – ¡Vayan pelándolo, que voy a buscar otro!

ĉ
Diseño Web Santa Ana Centro Chía,
8 jul 2019 8:17