Lecciones de Vida para Crecer en la Fe, 1° Domingo de Adviento, 1° Dic, 2019, Ciclo A

publicado a la‎(s)‎ 5 dic 2019 19:02 por Diseño Web Santa Ana Centro Chía   [ actualizado el 5 dic 2019 19:32 ]


Estar despiertos.

   «El discípulo preguntó al maestro: — ¿Hay algo que yo pueda hacer para llegar a la santidad perfecta? — No – dijo el maestro, - Sería, como lo que tú quisieras hacer para que el sol saliera cada mañana. —Entonces ¿para de qué sirven los ejercicios espirituales que tú mismo me recomiendas? — ¡Te los recomiendo para que no estés dormido cuando salga el sol…Ni para cuando llegue el Señor! 

Nos robaron la carpa: [Analizando los signos del cielo] 

   Dos amigos: Luis y Juan se fueron en un viaje de camping. Luego de una buena comida y una botella de vino se fueron a dormir. Horas más tarde, Luis se despertó y codeó a su fiel amigo: Juan, mira el cielo y dime qué ves. Juan contestó: Veo millones y millones de estrellas. ¿Y eso qué te dice? Juan pensó por un minuto y dijo: 

Astronómicamente, me dice que hay millones de galaxias, 

astrológicamente, veo que Saturno está en la constelación leo, 

cronológicamente, deduzco que son aproximadamente las tres de la mañana; 

Teológicamente, que Dios es todopoderoso y que somos pequeños ante Él. ¿Y a ti qué te dice? Y Juan le dijo:

 ¡Que somos unos tontos porque alguien nos robó la carpa! 

Estar despiertos: [Así como nos gana el sueño…el pecado también] 

   Una pareja que se peleaba seguido decidió que, para no tener que hablarse, se lo dirían todo, por medio de papeles escritos. El esposo le escribe a su esposa: dame la comida. Ella le escribe: ya está. Cuando se acuestan el esposo le escribe: despiérteme a las 7:00 y ella le escribe: ok. Pasa la noche y él se despierta y ve que son las 11:00 de la mañana, y encuentra al lado de él un papel que dice: son las 7:00 despiértese. 

En el ejército: [¡Confundiendo las señales y mensajes de Dios!]

   El coronel dice a su ayudante: Mañana a las nueve habrá un eclipse de sol, fenómeno que no ocurre todos los días. Ordene que salga la tropa al patio en traje de campaña para que puedan observar fenómeno natural, y yo estaré presente para explicarla. Si llueve, no podrá verse nada, así que ordenará usted que se lleven la tropa al gimnasio. 

   El ayudante del coronel lo repite al capitán: Por orden del coronel, mañana a las nueve habrá un eclipse de sol; si llueve no podrá verse desde el patio y, por consiguiente, en traje de campaña el eclipse tendrá lugar en el gimnasio, cosa que no ocurre todos los días. 

    El teniente lo repite al sargento: Mañana a las nueve, en traje de campaña, el coronel eclipsará al sol en el gimnasio como ocurre todos los días que hace buen tiempo; si llueve tendrá lugar en el patio. 

   El sargento lo repite al cabo: Mañana a las nueve tendrá lugar el eclipse del señor coronel en traje de campaña, por efecto del sol. Si llueve en el gimnasio, - cosa que no ocurre todos los días-, la tropa formará en el patio. 

   Comentarios finales entre la tropa: Mañana – si llueve-, el sol en traje de campaña eclipsará al señor coronel en el gimnasio. ¡Lástima que esto no ocurra todos los días!

Adviento: tiempo de paciencia y espera. [Esperar a Cristo: Él es la llave de entrada]

 

   Una larga fila de gente está muy temprano esperando que abran la panadería, cuando en eso llega una viejecita, que va y se coloca, de primera, en la fila. Todos, en coro, le gritan: haga la fila como todos nosotros, y no la dejan chistar palabra. Con paciencia vuelve la viejita otra vez hacia adelante tratando de llegar a la puerta.

 

   Pero esta vez la sacan a empujones. Ella vuelve a insistir nuevamente, y la vuelven a sacar, esta vez a gritos y muy disgustados todos. Entonces la viejita se levanta, va otra vez, se para enfrente de todos y les dice: - ¡Yo soy la dueña y tengo las llaves, y ahora no les abriré la panadería!

 

Adviento: [Tiempo para no desperdiciar] 


   Dos amigas se encuentran en la cafetería de un centro comercial; se saludan, piden algo de tomar y pasan sin hablar como 15 minutos. Como a los 20 minutos, una le pregunta a la otra: ¿Y cómo van tus cosas? – Bien, responde la otra. Y siguen en absoluto silencio, y así por dos horas. Luego se levantan del puesto, y al despedirse, una le dice a la otra: ¡bueno, después hablamos, cuando tengamos más tiempo!

La manzana [Para Misa con niños]

    Una manzana está esperando el autobús. Llega una banana y le pregunta: – ¿Hace mucho que usted espera? Y la manzana responde: – No, yo siempre he sido manzana. 

Ratita paciente: [Para misa con niños]
 

   Está una ratita sentada en una acera; llega una amiga y le pregunta: 

   

- Ratita, ratita, ¿Qué haces? 

 

– Y la ratita responde: Pues aquí…esperando un ratito.

ĉ
Diseño Web Santa Ana Centro Chía,
5 dic 2019 19:02