Lecciones de Vida para Crecer en la Fe, 1° Domingo de Cuaresma, 2 de Marzo de 2020, Ciclo A

publicado a la‎(s)‎ 2 mar 2020 18:37 por Diseño Web Santa Ana Centro Chía   [ actualizado el 8 mar 2020 8:59 ]

Vencer la tentación [Que, como alimaña, buscan acabarnos] 

   El Jet moderno en la pista era una maravilla. Estaba equipado con la tecnología y los armamentos más modernos. Podía volar a velocidades supersónicas, y rápidamente subir a alturas fenomenales. Un piloto de las fuerzas armadas subió al Jet y despegó, subiendo rápidamente a las nubes. Al llegar a velocidad de crucero, el piloto oyó un ruido raro. 

   Se quitó su casco, y entonces reconoció el sonido – Era como si alguien estuviera mordiendo plástico. Echando un vistazo debajo del panel de instrumentos vio con horror a una rata muy grande, mordiendo el cable eléctrico principal entre los controles y la máquina. Además, estaba fuera de su alcance. 

   Si la rata llegaba a morder el cable completamente, el jet quedaría fuera de control y se estrellaría. El piloto se puso su máscara de oxígeno, dio más poder a la máquina del jet, y rápidamente subió lo más alto que podía. En unos momentos los sonidos de mordiscos pararon. Cuando el piloto aterrizó, encontró la rata – muerta. El piloto estaba bien entrenado, era el mejor piloto y sabía que la altura mataría a la rata.

 Venciendo la tentación 

   Un joven con pocos meses de convertido, está muy activo en su iglesia. Una vez lo ve el pastor parado en la puerta de una taberna, y el pastor le dijo: – Jaime, ¿qué haces ahí? – El joven responde – aquí pastor venciendo la tentación. El fin de semana siguiente de nuevo el pastor ve al joven parado frente a otra taberna, y le preguntar: – Jaime ¿qué haces ahí? –Él respondió: aquí pastor venciendo la tentación.

   El siguiente fin de semana, el pastor vuelve a ver a Jaime en la discoteca, borracho y con dos botellas en la mano, y le dice: 

– por Dios Jaime ¿qué haces ahí? – Jaime le respondió 

“Aquí pastor, vencido por la tentación”. 

El decreto: [Tres veces tentado, y no cayó]

 

   Está un loro en un árbol; un zorro se acerca y le dice: baje señor loro y conversamos, es que estoy muy aburrido. El loro, desconfiado, dice: no señor zorro, no bajo porque usted quiere es comerme. ¿Pero qué dice? - ¿No escucha la radio, ni lee el periódico? Salió un decreto que prohíbe que los animales nos comamos los unos a los otros, para conservar la fauna.

 

   Salió en la prensa - ¿No lo has leído? - Espere voy por la prensa, dice el zorro. Se va trae una hoja de periódico viejo, y le dice al loro: mire, aquí está el decreto y lo dice claro, pero baje señor loro para que vea. No…Yo no bajo porque usted quiere comerme. De ningún modo, dice el zorro; baje señor loro, lee el decreto y verá que no hay nada que temer.

 

   El loro, con desconfianza, comienza a bajar muy lento. Cuando ya está a punto de llegar al suelo, se oye un puma rugir, el zorro comienza a correr alrededor del árbol, el puma lo persigue y el loro subiendo muy despacito le grita al zorro: ¡Muéstrele el decreto, muéstrele el decreto! 

Argumentos para vencer al diablo:

- Un amigo le dice a otro: Estoy re-mal...Ayer fui tentado por Satanás, igual que Jesús en el desierto... Y el amigo le responde: - ¡Haber sido tentado como el Señor, eso es un honor...! ¿Y lo venciste? – Sí. - Le dije: "Diablo, está escrito: “Es más fácil que el ojo de un camello entre por la aguja de un pajar, antes que poner ojo por ojo en la otra mejilla…" 

- ¿Y qué te dijo Satanás? 

- Me recomendó que hiciera curso bíblico...!

 El loquito y el bombillo. [Misa con niños] 

   En un manicomio, un loquito decía que era Dios y, siempre que entraba al comedor, decía: ¡hágase la luz! – y encendía el interruptor. Y así, todos los días. Los que lo cuidaban, ya cansados de lo mismo, decidieron hacerle una broma aflojando el bombillo. Lo llamaron y le pidieron que, si era Dios, hiciera la luz…El loquito se acerca al interruptor y cuando lo va a encender, se detiene, piensa unos instantes y dice: “No tentarás al Señor tu Dios 

Muchos caen en tentación…otros se preparan para caer en ella. [Misa con niños]

   Le dice el papá a su hijo: no te bañes en el río. –De acuerdo, contesta el hijo. Pero aquella misma tarde el hijo volvió a la casa con el traje de baño mojado, y le preguntó el papá: ¿Dónde has estado? – Bañándome en el río, contestó el hijo. ¿No te dije que no te bañaras en el río? –Sí, papá, es cierto – Entonces, ¿Por qué lo hiciste? – Porque llevaba puesto el traje de baño y no resistí la tentación. –¿Y por qué lo llevabas puesto? –¡Por si al caso caía en tentación! 

6.- Vencer al diablo con astucia: [Misa con niños]

   Están unos compadres hablando y se les aparece el diablo diciéndoles que si adivina sus nombres se los llevará con él. Únicamente tienen que decirle con qué letra empieza su nombre. Entonces uno de los compadres le dice que su nombre empieza por "J", después de muchos intentos y no poder adivinar el nombre, el diablo se da por vencido y le pide que le diga su nombre, entonces el compadre le dice: Yo me llamo “Jelipe”

ĉ
Diseño Web Santa Ana Centro Chía,
2 mar 2020 18:37