Lecciones de Vida para Crecer en la Fe, 29° Domingo del Tiempo Ordinario, 20 de Octubre, 2019, Ciclo C

publicado a la‎(s)‎ 27 oct 2019 18:54 por Diseño Web Santa Ana Centro Chía   [ actualizado el 27 oct 2019 18:55 ]


Insiste y yo te ayudaré: [Ni agradecemos…y que todo lo haga Dios] 

   Había una señora que, 15 días antes del sorteo de la Lotería de Navidad, está en la iglesia diciéndole a Dios: - Mira señor: Tú me tienes que ayudar. Tienes que hacer que gane el premio mayor de la Lotería de navidad. Y ese año, no le toca nada. Al año siguiente, lo mismo. Y al siguiente… y al siguiente…Así que Dios, ya enojado de tanta pedidera, se le aparece a la señora con una luz muy grande y con amor de Padre le dice: - Hija mía. Yo te quiero ayudar, pero por lo menos compra el boleto de lotería. 

Las papas: [fiel a Dios en lo poco y en lo mucho] 

   Un campesino llamado Tobías, tenía fama en toda la región por su gran fe, su temor de Dios y su oración insistente día y noche. Cierto año, su cosecha de papas fue casi nula. Mientras sacaba las pequeñas papitas de la tierra, satanás le dijo: “¡Ya ves Tobías, ¡cómo te paga tu Dios por todo lo que le has servido este año! ¡Mira que papas tan chiquitas! ¡Jajaja! “¡Mira, Satanás!” -exclamó Tobías- “Deja de hablar mal de mi Padre celestial, ¿eh? ¡Bendito sea mi Padre Celestial! ¡Porque cuando te servía a ti, no tenía ni una papita!” 

Rendirse, jamás 

   Winston Churchill necesitó tres años para aprobar el curso de octavo porque no aprobaba el inglés. Muchos años más tarde, le pidieron que pronunciara el discurso de comienzo de curso en la Universidad de Oxford. Su famosa alocución contenía sólo tres palabras: “Nunca se rindan”.

Esposa ferviente: 

   Te pido, Señor, Sabiduría para entender a mi esposo…Amor para perdonarlo…Paciencia para sobrellevar sus errores…Y Bondad para tratarlo, - Porque si te pido que me des, fuerza, Señor, ¡Lo agarro a leñazos!

Paciencia: 

   Dos amigos charlan: - Entonces, ¿Tatiana ha aceptado tu proposición de matrimonio? - ¡Pues claro! Excepto que me ha dicho que debo tener mucha paciencia. - ¿Y eso…Qué te dijo? – Me dijo que “yo soy el último hombre con el que se casaría”. 

Mendigo convencido: 

   Un hombre decide disfrazarse de pobre y pedir limosna. Cierto día estaba sentado pidiendo monedas, -con mucha insistencia-, y justo pasa su novia, lo ve y le dice: Mi amor, ¿Eres tú? Y él le dice: Señorita, creo que usted está equivocada…- “Yo no soy”. Ella le dice: Iré a la casa de mi novio y comprobaré si es verdad. Él se apresura, se va corriendo a su casa y se quita el disfraz. Cuando su novia llega, ella le dice: ¿Sabes una cosa? Había un hombre, muy parecido a ti pidiendo limosna. Y él le contesta: Mi amor ya te dije que no era yo.

Dos sombreros: [Insistencia efectiva] 

   Era un mendigo, que se colocaba a la entrada de la Iglesia y pedía con insistencia y fervor, colocando un sombrero en el suelo delante de él, hasta que un día llegó con dos sombreros, y se le acercó un señor y le preguntó: Oiga usted, ¿Por qué trae consigo dos sombreros? Y el mendigo contestó: Bueno, señor, la verdad es que me ha ido tan bien pidiendo y pidiendo, que decidí abrir una sucursal.

Tortuga persistente: [Para niños]. 

   Una tortuguita comienza lentamente a subirse a un árbol. Después de varias horas de esfuerzo, cuando llega a la punta, se lanza al vacío y se da un duro golpe en el suelo.

Al rato, la misma tortuguita vuelve a hacer el esfuerzo y trepando como puede, llega de nuevo casi a la punta, se lanza y se vuelve a dar otro totazo. 

   Nuevamente, testaruda, hace otro tremendo esfuerzo y después de mucho rato y muchos esfuerzos, va llegando a la punta del árbol cuando se resbala y, agitando sus patitas, se pega nuevamente un fuerte golpe en el suelo. En el mismo árbol en el extremo de una rama, había una pareja de palomas mirándola con lástima, entonces la paloma hembra le dice al palomo macho: - Oye, querido, ¿No te parece que ya es hora de que le digamos a la tortuguita que ella es adoptada? 

Pollito perseverante: [Para niños]. 

   Primer acto: un pollito orando. Segundo acto: otra vez el pollito orando. Tercer acto: el mismo pollito orando. ¿Título de la obra? – “A Dios le PÍO”.

 

 

ĉ
Diseño Web Santa Ana Centro Chía,
27 oct 2019 18:54