Lecciones de Vida para Crecer en la Fe, 2° Domingo de Adviento, 8 Dic, 2019, Ciclo A

publicado a la‎(s)‎ 9 dic 2019 17:20 por Diseño Web Santa Ana Centro Chía   [ actualizado el 9 dic 2019 17:31 ]


Solemnidad de la Inmaculada concepción 

¿Inmaculada Concepción?:

 

   Discutían dos amigos sobre los privilegios de la Virgen María. Uno de ellos manifestaba: - Lo de la Inmaculada Concepción es una tontería. 

   La Virgen no es un ángel, es una mujer. - Está bien –dice su compañero: - Y, seguramente, tampoco creerás que tú naciste con el pecado original. - Por supuesto. ¿Cómo voy a nacer con pecado, sin haber ninguna culpa de mi parte? - ¿Te das cuenta de la conclusión a la que llegas? ¡No crees en la Inmaculada Concepción de la Virgen María y crees en tu inmaculada concepción!

 

Procurar ser inmaculados: [Parecernos a María]


   Hace tiempo a un pintor famoso le encargaron un cuadro de la inmaculada. El artista fue buscar el rostro de una joven que pudiera servirle de modelo. Y tuvo suerte, porque enseguida encontró a una que correspondía al ideal que se había formado en su imaginación. Se acercó a la joven y le pidió que si estaría dispuesta a posar para servir de modelo de un cuadro de la Virgen inmaculada.

 

   La joven se sorprendió, pero aceptó, y dijo al artista: –Pero hoy no puedo; iré mañana a su estudio de pintura. Al día siguiente acudió al taller del pintor, y después de los saludos previos, dijo la joven: –Ayer no me atreví a servir de modelo para un cuadro de la Inmaculada porque me faltaba algo. Esta mañana madrugué a confesarme y ahora si podré servir más dignamente.

 

Las tres lombrices:

 

   El párroco de un pueblo decide ilustrar con ejemplos concretos su homilía, en la solemnidad de la inmaculada concepción, con el propósito de llamar a la vida de pureza. Para ello coloca tres lombrices en tres frascos: - la primera lombriz en un frasco de alcohol. La segunda en un frasco lleno de humo de cigarrillo. Y la tercera en un frasco lleno de agua pura y cristalina. Al concluir su homilía donde hablaba de los pecados y de la vida ‘licenciosa” muestra los frascos: La lombriz que estaba en el alcohol estaba muerta.

 

   La lombriz que estaba en el frasco lleno de humo de cigarrillo se asfixió y estaba muerta. La última que estaba en agua pura y cristalina estaba bien viva. 


   Entonces pregunta a los fieles: - ¿Qué enseñanza podemos sacar de esta demostración? Del fondo del templo se oye la voz de un borracho que dice: - ¡Que mientras bebamos y fumemos no tendremos lombrices!

 

No hacernos los sordos: [Pureza de las palabras]

 

   San Pedro da la bienvenida al paraíso a diez mujeres, diciéndoles: - "Todas las que han hablado cosas incorrectas, o han murmurado, o han sido chismosas, se colocan a mi derecha. Y solo aquellas que mantuvieron pureza en sus palabras, permanecen en su lugar."

 

   Nueve de las diez mujeres pasan a la derecha de San Pedro, con la cabeza agachada de la vergüenza. Solo una parece haber cumplido a los criterios de pureza en sus palabras. Entonces cuando San Pedro empezó a gritarle a la que quedaba: -“Hey, usted la sordita, ¡únase a las otras!” 

Mujer sacrificada. 

   Once personas se aferraban a una misma cuerda que colgaba de un helicóptero, diez hombres y una mujer. La cuerda no era lo suficientemente gruesa como para soportar el peso de todos, por lo que decidieron que una persona debía soltarse, o todos caerían y morirían. No lograban ponerse de acuerdo quién debería soltarse. Entonces la mujer, con voz firme, se ofreció voluntariamente para soltarse de la cuerda. 

   Después de todo, - dijo-, estar acostumbrada a desprenderse de todo, ya que: como madre siempre daba prioridad a los hijos. Como esposa, anteponía los intereses de su marido a los propios. Como hija obedecía siempre a su padre. Como profesional permitía que sus jefes obtuvieran el crédito por sus logros. Como mujer, - y alzando la mirada hacia el infinito, y colocando una mano sobre el corazón, afirmó que su misión en la vida era sacrificarse por los demás sin esperar recompensa. ¡Eufóricos de emoción y orgullo, los hombres rompieron en aplausos...Y se cayeron los nueve… ¡Y ella se salvó!

 

ĉ
Diseño Web Santa Ana Centro Chía,
9 dic 2019 17:20