Lecciones de Vida para Crecer en la Fe, 7° Domingo de Pascua, 2 de Junio 2019, Ciclo C

publicado a la‎(s)‎ 4 jun 2019 7:56 por Diseño Web Santa Ana Centro Chía   [ actualizado el 4 jun 2019 8:20 ]

Solemnidad de La Ascensión

El Avión: [Puntos de vista: cerca o lejos de Dios]

   Cuentan que una vez un niño le preguntó a su padre, de qué tamaño es Dios. 

   Entonces al mirar al cielo, su padre vio un avión y le preguntó a su hijo de qué tamaño él lo veía. El niño le contestó: -Muy pequeño, apenas se alcanza a ver. 


   Entonces el papá lo llevó al aeropuerto y al estar cerca de un avión le preguntó: -Y ahora de qué tamaño ves el avión? Y el niño le respondió muy asombrado: -Papá, es enorme. El papá entonces le dijo: – Del mismo modo es Dios para ti. Su tamaño va a depender de lo lejos o cerca que estés de Él, y así mismo será tu experiencia con Él: cuánto más estés cerca de Dios…Él será más grande en tu vida” 

Bajar... ¡pero sobre todo subir!

   Al Papa San Juan XXIII, en cierta ocasión, siendo nuncio en París, lo llevaron a un campamento militar a bendecir unas instalaciones. Luego le presentaron a un grupo de paracaidistas a quienes les habló un rato, y terminó con estas sabias palabras: - Queridos paracaidistas: No quisiera que olvidaran que, a fuerza de bajar del cielo en paracaídas, ¡se les olvide subir a él...! 

Peregrinos hacia el cielo…[Que el mundo no nos cambie el destino]

 Cuentan que Chesterton, que era muy despistado-, en una ocasión, viajando en el tren, el revisor le pidió el billete. 

El empezó a buscarlo por todos los bolsillos y no lo encontraba. 

   Se iba poniendo cada vez más nervioso. Entonces el revisor le dijo: “Tranquilo, no se inquiete, no le haré pagar otro billete”. 

“No es pagar lo que me inquieta- repuso Chesterton- lo que me preocupa es que he olvidado a donde voy”.  

Sin ti, no puedo vivir. [Sin Jesús, el alma se muere] 

   Me voy, pero ten presente que muy dentro llevo tu imagen grabada/. Eso fue lo que le dije aquel momento antes de partir/. No olvides que el amor cuando es del alma/, aquel que se

encuentra lejos, de allá se quiere venir/, y yo en un momento de estos, vuelvo…porque sin ti, ay, sin ti… Sin ti no puedo vivir… 

Ascender el poste 

   Iba entrando un doctor a un manicomio y en el patio observó una fila de locos cerca de un poste, el doctor observó al que iba subiendo, que una vez arriba del poste, dijo: "Muy cierto" y se bajó. Luego subió otro y dijo: "Así es, es verdad" y bajó. Al salir, el doctor volvió a ver una larga fila cerca del poste, y se preguntó que habría al final del poste. A la medianoche cuando los locos dormían, subió al poste para ver por qué todos los locos subían una y otra vez. Al llegar arriba se percató de una nota que decía: "Aquí se terminó el poste". 

Sabia recomendación. [Antes de ascender al cielo] 

   La madre superiora Irlandesa, de 98 años, estaba en su lecho de muerte. Las monjitas la rodeaban, intentando hacerle cómodo su último viaje. Trataron de darle leche calientica pero no la quiso. Una monjita se llevó a la cocina el vaso de leche, recordó que tenía una botella de buen cognac que les habían regalado en navidad y le puso dos buenos tragos a la leche. 

   Volvió a donde la superiora y le acercó el vaso a la boca. La superiora bebió un sorbito, luego otro y otro hasta que se tomó hasta la última gota. Las monjitas le dijeron: “Madre, dinos una última palabra de sabiduría antes de morir”. Sin fuerzas, medio se incorporó y les dijo: ¡Por favor…No vendan esa vaca!!! 

La tienda y el cementerio: [Ganarse el cielo desde la tierra]

   En un pueblo, dos tipos no se podían ver. Uno administraba una tienda llamada: “la última lágrima”, y el otro, justo enfrente de la tienda, administraba el cementerio en cuya entrada decía: “Aquí terminan las vanidades del mundo”. 

   El administrador de la tienda, para ofender al del cementerio, colocó en la puerta de su tienda un letrero grande que decía: “Aquí se pasa mejor que enfrente” Y el administrador del cementerio para desquitarse, colocó en la puerta del cementerio otro letrero más grande que decía: !Aquí están los que se la pasaban enfrente! 

Despedida solemne. [Antes de subir al cielo]

   Ella, ya en las últimas y como queriendo despedirse, le dice a su anciano esposo: viejito, ¿te acuerdas cuando me rompí la pierna?... tú estabas a mi lado. ¿Te acuerdas cuando me robaron mi carro?... también estabas a mi lado. ¿Te acuerdas cuando se inundó la casa? …tú estabas a mi lado… Amor…tú me traes mala suerte…!

La ascensión: [Buscar el lugar correcto].

   4 hombres iban a subir un piano al piso 10. Ya habían ascendido algunos pisos; estaban muy cansados y uno de ellos dijo: alguien que vaya a ver cuántos pisos nos faltan. El otro le dice: Ok, yo voy. El tipo sube y llega hasta el piso 10…Y dice: bueno, si subí 6 pisos es porque estamos en el piso 4. 

   Entonces, el tipo baja y le dice a sus compañeros: Les tengo dos malas noticias. Entonces, uno de ellos dice: Dinos una y la otra la dices cuando lleguemos. Ok, nos faltan 6 pisos para llegar. Los hombres ya bien cansados llegaron al piso 10 y uno le pregunta al otro: ¿Y cuál era la otra mala noticia? El tipo le contesta: pues que este no era el edificio. 

Facilitar el ascenso. [Para niños] 

   -Una paciente de 60 años le pregunta al doctor: Oiga doctor, cuando subo la pendiente para llegar a mi casa me fatigo muchísimo, ¿Qué me aconseja tomar? Y el médico le responde: - Yo le aconsejo… Que tome un taxi, señora.

ĉ
Diseño Web Santa Ana Centro Chía,
4 jun 2019 7:56