Domingo de Ramos Pasión del Señor, 14 Abr 2019, Ciclo C


Bendito el que viene en nombre del Señor
Homilía Padre Rector Luis Guillermo Robayo M.

   Hoy la Iglesia entera conmemora el Domingo de Ramos, que constituye la puerta de la semana santa. La entrada triunfal de Jesús en Jerusalén marca, en cierto sentido, el fin de lo que Jerusalén representaba para el antiguo testamento, y señala el principio de la plena realización de la nueva Jerusalén.

La entrada triunfal de Jesús en Jerusalén nos pide a cada uno de nosotros coherencia y perseverancia. Ahondar en nuestra fidelidad para que nuestros propósitos no sean luces que brillan momentáneamente y pronto se apagan. Comencemos la Semana Santa con un nuevo ardor y dispongámonos a ponernos al servicio de Jesús.

  •    Vivir la semana Santa es acompañar a Jesús desde la entrada a Jerusalén hasta la resurrección.

  •    Vivir la semana Santa es descubrir qué pecados hay en mi vida y buscar el perdón generoso de Dios en el Sacramento de la Reconciliación.

  •    Vivir la Semana Santa es afirmar que Cristo está presente en la eucaristía y recibirlo en la comunión. Vivir la Semana Santa es aceptar decididamente que Jesús está presente también en cada ser humano que convive y se cruza con nosotros.

  •    Vivir la Semana Santa es proponerse seguir junto a Jesús todos los días del año, viviendo la oración, los sacramentos y la caridad.