Historia del Rosario de los Niños por los Niños

publicado a la‎(s)‎ 27 may. 2015 14:13 por Diseño Web Santa Ana Centro Chía   [ actualizado el 27 may. 2015 14:46 ]
   Esta misión nació en Agosto del 2011, a raíz de la enfermedad de Joaquín de Narváez, hijo de una amiga nuestra, quien padecía  una  enfermedad  complicada y requería que le realizaran cirugía  cada quince días con riesgo de morir.  

   Decidimos reunir a nuestros hijos y a sus amigos a rezar en a capilla Santa Ana de Centro Chía. Pues siempre recordamos que las oraciones de los niños van directo al cielo.

   Escogimos el Rosario de las Lagrimas de la Virgen, el cual se reza contemplando los 7 dolores que ella sufrió y rezando la Corona del Niño Jesús de Praga, recordando los 12 años de la  infancia de Jesús.

   A este primer Rosario varias familias asistieron y fue tan especial que decidimos reunirnos una vez al mes. Escogimos el primer miércoles del mes.

   Al comienzo llegaron pocos niños pero a medida que  fuimos reuniéndonos, llegaban  mas niños y mas intenciones por las cuales debíamos de rezar.

   Hoy día estamos rezando por mas de 500 niños de Colombia y algunos del exterior ( Venezuela y Usa), no solo estamos en una capilla sino en varias parroquias de Bogotá, Cali, Manizales, Cúcuta, Ocaña, Cartagena, Armenia, Guajira, Neira  que están reuniéndose a rezar una vez al mes.

   Hoy Joaquín está sanos y hemos sido testigos de muchos milagros de conversión y de sanación en las familias.

  Quizás el milagro mas grande es ver que muchos niños y jóvenes se reúnen una vez al mes a orar y pedir por aquellos que necesitan oración para sanarse física o espiritualmente.

   La misión del Rosario de los Niños por los Niños es llevar a muchos niños  y jóvenes a unirse en oración por los demás. Es reunir una vez al mes a los niños y jóvenes donde ellos son quienes ruegan a la Santísima Virgen María y a su Hijo Jesús que derrame su misericordia por los que sufren y que se cumpla la voluntad de Dios.

   Es por esta razón que tenemos la aprobación eclesiástica de Monseñor Héctor Cubillos Peña para realizar esta misión y propagarla.